Superando la depresión

Una de las frustraciones más comunes para aquellas personas que sufren de depresión, es la falta de motivación para realizar las actividades cotidianas, la inhabilidad para encontrar alegría y la abrumadora cantidad de pensamientos negativos. La depresión no puede ser superada con “echarle ganas” y cambiar los pensamientos, pero eso no significa que no puede ser tratada y mejorar significativamente. La depresión no es una condición que uno tenga que padecer en soledad, el tratamiento y la terapia son cruciales para el proceso de sanación y recuperación.

Junto con las diferentes opciones de tratamiento, puedes considerar añadir a tu rutina diaria pequeñas cosas que ayuden a disminuir los síntomas de la depresión conforme pase el tiempo.

Ponte a ti y a tu salud mental en primer lugar.

Es muy fácil poner tu salud en el último lugar cuando la vida se torna complicada y estrenaste. Tal vez estas descontento con el trabajo que tienes, o tal vez los problemas con tu pareja son muchos. Cuando percibimos que nuestra vida es difícil, es común que descuidemos la salud física y mental. Pon las cosas en perspectiva, y date cuenta que lo que hagas por tu salud hoy, te afectara en los próximos años. Si sufres de depresión, el buscar tratamiento es el primer paso para mejorar tu calidad de vida y hacer toda la diferencia.

Establece una rutina

Puede ser difícil mantener una rutina y sentirte motivado. Pero si estableces metas y hábitos de manera cotidiana o semanal, te ayudará a mejorar tu condición. Sólo hazlo. Establece metas de ejercicio, si puedes sal a correr o caminar tres veces por semana, esto te ayudara a aumentar los niveles de serotonina y tu estado de ánimo y tu salud empezarán a cambiar. Date tiempo de salir y entrar en contacto con la naturaleza, tomar aire fresco. La depresión es dura, pero al salirte de tu ambiente habitual puede ayudarte a distraerte y salir de los pensamientos que traes en la cabeza. La práctica de la atención plena o mindfulness (como se conoce también) es algo que deberíamos hacer todos los días. La atención plena consiste en enfocarnos en el momento presente sin pensar en el pasado o en el futuro. Cuando hacemos esto, las preocupaciones que tenemos del futuro y los remordimientos del pasado empiezan a disolverse, sintiendo que nos liberamos.

Pide ayuda

No pases por esto en soledad. Seguramente la gente que tienes en tu vida te aprecia y les importas. Aunque el salir y socializar parece difícil el tener contacto con los demás te ayudará a sentirte mas conectado. Es muy fácil aislarse cuando la depresión consume tu mente y tus pensamientos, pero hablar con tus amigos y familiares puede ser de gran ayuda para que salgas adelante.

La depresión es fuerte, pero siempre hay maneras de que mejores. Consulta con un profesional cuales son las opciones de tratamiento, y recuerda que dentro de los tratamientos alternativos esta la acupuntura.